Rehabilitación de la antigua Escuela de Comercio de Gijón

I Premio COAA de Edificación 2018

MEMORIA

El proyecto tiene por objeto la rehabilitación del Edificio del arquitecto  Manuel del Busto (1911) para su uso como centro de documentación municipal y como sede de distintas asociaciones de carácter cultural. Se trata del primer edificio de la ciudad de Gijón resuelto con estructura metálica y como en tantos otros proyectos de la época supuso la integración de la arquitectura con el trabajo artesanal de otras disciplinas en vidrieras, azulejos y otros elementos ornamentales.

Las múltiples reformas e intervenciones sufridas por el edificio a lo largo del tiempo exigieron un trabajo previo de limpieza y depuración de capas.

El programa original desarrollaba en planta baja y primera los espacios destinados a docencia reservando la planta segunda, con acceso independiente, para dependencias administrativas y residencia del personal de la Escuela.Esta organización espacial tiene su reflejo evidente en la composición de los alzados, donde los grandes ventanales de las dos plantas principales contrastan con la escala de los correspondientes a las viviendas-administración. Todo ello resuelto de manera exquisita en el estilo modernista de la época.

La planta se desarrolla a partir de un doble eje de simetría que la divide en cuatro cuadrantes, con las aulas situadas en las esquinas y los espacios auxiliares y de comunicación vertical en los ejes.

En el interior los grandes vestíbulos centrales se manifiestan como espacios de encuentro y esparcimiento entre las aulas, abiertos a la luz en el eje norte/sur conectados con una gran escalinata rematada con una vidriera de los antiguos talleres de La Veneciana.

Sucesivas intervenciones reformaron desde los accesos principales y las escaleras a las aulas o los espacios administrativos.  En muchas de ellas se perdió de vista la necesidad de mantener el equilibrio y la liviandad de las soluciones constructivas, afectando a la estructura, limitando su uso por las sobrecargas añadidas.

El proyecto recupera, de manera respetuosa, el esquema compositivo original eliminado todos aquellos añadidos que suponían una limitación de uso y una alteración en la lectura de las trazas originales del proyecto. Se definen los trabajos de limpieza y rehabilitación de todos los elementos recuperables incorporando soluciones contemporáneas, manteniendo un equilibrio racional entre lo existente y lo añadido.

En cuanto al programa se dota al edificio de un espacio de archivo documental en un sótano acondicionado bajo la calle. En planta baja/acceso se concentran los espacios de carácter más público como un salón de actos y dos salas de usos múltiples y exposiciones. En plantas 1ª y 2ª las antiguas aulas se adecuan como salas administrativas para las distintas asociaciones reservando el eje este-oeste central para incorporar una nueva escalera de conexión vertical y  núcleos de aseos.La planta bajocubierta generada tras la reforma de primeros de los 80 se aprovecha para implantar las salas técnicas de las instalaciones.