Reforma de las oficinas centrales de Hiasa-Grupo Gonvarri

MEMORIA

Las actuaciones sobre edificios o espacios que viven en la frontera entre la escala y la función industrial y la comercial o administrativa plantean dudas en torno al lenguaje arquitectónico a emplear y a la eficacia y rentabilidad de ciertas actuaciones.

Tras dos visitas al edificio tratando de entender los engranajes que activan HIASA y teniendo en cuenta el alcance de la inversión planteada, nuestra propuesta focalizará sus esfuerzos en dos estrategias.

-Aprovechar la necesidad de ampliar las dependencias para crear nuevos espacios de conexión entre las tres patas que sostienen la empresa, oficinas, producción y clientes.

-Tratar de que esos nuevos espacios aporten al edificio una identidad y caracter singular del que actualmente adolece.

Una primera actuación se centraría en ampliar y mejorar la capacidad y dotación funcional de la planta de acceso al edificio. Se proyecta un nuevo espacio público de recepción, dotado con espacios de reunión, descanso y formación que de alguna manera baje a nivel de calle la actividad. Este espacio pasará a ser la referencia/reclamo desde el exterior formalizándose con un nuevo “pórtico” de acceso que eliminando alguna plaza de aparcamiento permite identificar la entrada.
Para potenciar el dinamismo de este espacio se incorporan las zonas de comedor/office de personal y se organiza un acceso controlado a las naves.

La segunda intervención trata de dar respuesta a los problemas de accesibilidad entre plantas y con la zona de producción que derivan de la fractura en 2 de las plantas baja y primera generada por el paso central de vehículos.
Para resolverlo proponemos la ejecución de una nueva escalera volcada a la nave que conecte todas las plantas de oficinas entre ellas y con la zona de producción. Siguiendo el objetivo de aportar identidad y personalidad al edificio, se proyecta la ampliación de un crujía en planta segunda a modo de cercha/puente del que descolgamos la nueva escalera.Esta nueva crujía incorpora en su parte central el daily meeting room. Se trata de un espacio que acoge todos los días una puesta en común de los principales resposables de cada departamento para organizar la actividad del día. Dado su uso puntual, la sala se proyecta como el nuevo cerebro/corazón de la empresa permitiendo distintas configuraciones que lo convierten en un espacio polivalente para reuniones de departamentos, vídeoconferencias, formación e incluso como set de grabación de vídeos corporativos aprovechando la espectacular vista aérea de las naves.
Tanto la envolvente del espacio público de planta baja como la estructura y acabados de la nueva crujía se resuelven con acero reforzando la identidad de empresa.

Como tercera operación se trabaja en la optimización y reorganización de los distintos espacios de trabajo, incorporando a modo de esponja espacios de reunión, trabajo en grupo e individual que sirvan indistintamente a diferentes equipos. La implementación de una retícula/malla de organización de puestos permitirá la adaptabilidad del espacio a distintas configuraciones.
Para rentabilizar la inversión no se plantean trabajos de reubicación de servicios sanitarios ni modificaciones en las envolventes existentes salvo cambios de carpinterías por cuestiones de sectorización en función de la actividad de las naves.Si se plantean mejoras sustanciales en la instalación eléctrica (puestos de trabajo) y en los equipos de climatización e iluminación.